imagen packaging para empresas
Packaging para empresas
22 abril, 2021
imagen post es necesaria una base de datos
¿Es necesaria una Base de datos?
16 mayo, 2021
Mostrar todo

Conflictos con los clientes

Conflicto con los clientes

En un mundo ideal nadie tendría malentendidos con nadie. Todos empatizaríamos con todos. Pero la realidad es otra bien distinta: lo normal es que en las relaciones surjan conflictos.

En el mundo laboral sucede lo mismo. Por eso, queremos ver cuál es la mejor manera para que una empresa ataje los conflictos con sus clientes.

¿Por qué debemos solucionar los conflictos con los clientes?

Me he encontrado con algunas empresas cuya solución para resolver los desacuerdos con sus clientes es cruzar los dedos o hacer como que no existen y dejar que el tiempo pase. Así sólo conseguiremos agravar la situación en vez de arreglarla. Así vamos mal. Todas las empresas han hecho muchos esfuerzos para llegar dónde están y no se pueden tirar por la borda.

Consejos para evitar dañar la reputación de nuestra empresa

Debemos tener claro que una buena atención es fundamental para que los clientes sigan con nosotros. No nos podemos permitir una mala opinión en las Redes Sociales o en la web sobre nuestros servicios y no hacer nada.

Tenemos que ponernos en contacto inmediatamente con el cliente para resolver el malentendido. ¿Cómo lo hacemos?

Escuchando al cliente

A veces el cliente se da cuenta que lo que le hemos vendido o lo que ha querido comprar no se corresponde con lo que necesita y surge un conflicto.

Un conflicto que nace de no escuchar atentamente al cliente o de no saber interpretar lo que realmente necesita.

¿La solución? Llamarlo, disculparnos y estar muy atentos a sus necesidades.

Formulándole preguntas claras

Es la única manera que tenemos para conocer, el objetivo que busca el cliente con nuestros servicios o productos ¡¡No pasa nada por preguntar!!

Dándole un trato personalizado

Debemos interactuar con cada cliente de una forma personalizada porque no hay dos clientes iguales. Incluso la forma de comunicarse debe ser distinta. Hay personas que prefieren un e-mail pero otros se inclinan más por una llamada telefónica. Respetemos su forma de trabajar.

Pidiéndole disculpas

Reconocer nuestros errores es lo primero. Lo segundo es darle una solución para evitar que nuestro error repercuta en su empresa. Debemos demostrarle que el bienestar de su negocio nos interesa.

Buscando soluciones rápidas y eficientes

En ocasiones, nos empeñamos en justificar nuestros errores o culpar a otros de la empresa. Con esto sólo conseguiremos que el cliente dude de la eficacia de nuestra organización.

Por tanto, soluciones rápidas y convincentes.

Cumpliendo con lo prometido

Ir informando al cliente de los pasos que vamos dando para solucionar el conflicto es importante. Es decir, ir de la mano con él para que al final todos ganemos.

De todas formas, seamos realistas: todos tenemos clientes que por mucho que nos esforcemos no lograremos conectar. Eso sí en la mayoría de los casos ese esfuerzo merece la pena y el usuario seguirá con nosotros.

En Ipsoideas siempre intentamos ir de la mano de nuestros clientes en sus proyectos y, si en alguna ocasión, no lo hemos logrado, desde aquí pedimos disculpas.

Abrir el chat