Diseño gratuito de etiquetas autoadhesivas
Diseño gratuito de etiquetas autoadhesivas
13 abril, 2021
Conflicto con los clientes
Conflictos con los clientes
27 abril, 2021
Mostrar todo

Packaging para empresas

imagen packaging para empresas

¡Hola, Ipsoblogueros! De nuevo con vosotros y esta vez vamos a abordar el tema del packaging para empresas, que no es un tema menor en cuanto a la identidad corporativa se refiere.

Con anterioridad, ya hablamos de este tema («Presta atención a tu packaging») y de sus tendencias en 2019. Hoy lo abordaremos con un poquito más de profundidad.

Definición de packaging

Lo primero de todo hay que tener claro qué es el “packging”, que al ser un término inglés puede que tengamos una idea de a lo que se refiere, pero no sepamos concretar.

Bien, se puede traducir al español de dos formas: o bien directamente como embalaje o, desde el punto de vista de la marca, como la presentación de un producto o servicio que una empresa ofrece.

O sea, que se refiere tanto al continente de un producto como al conjunto y técnicas del marketing para el diseño y fabricación de un envase.

Función del packaging para empresas

¿Que deducimos de lo anterior? Que el packaging para empresas tiene principalmente dos metas: la primera es un objetivo práctico (contener, transportar y almacenar el producto); y la segunda es un objetivo comunicacional (ofrecer una imagen visual atractiva y original para captar la atención del potencial consumidor y hacer que se interese por la marca). En ambas interviene el marketing.

Tipos de packaging

Visto y entendido ya lo que es y para qué sirve, veamos los tipos básicos de packaging para empresas:

Packaging primario: el que está en contacto directo con el producto, lo envuelve y sostiene. Por ejemplo, la caja, botella o frasco que contiene el vino, la crema, el lavavajillas…

ejemplo packaging primario para empresas

Packaging secundario: aquel que envuelve al anterior. Sirve, entre otras cosas, para crear packs para su venta o distribución. Por ejemplo, una caja de seis cartones de leche, una paquete de botellas de agua…

ejemplo packaging para empresas secundario

Packaging terciario: el que envuelve a los embalajes secundarios y que está ideado para transporte, manejo y almacenaje masivo y, en consecuencia, se crea con materiales resistentes. 

ejemplo packaging para empresas terciario

Importancia del packaging para empresas

Dicho todo esto, ya tenemos una idea de por qué es importante el packaging para las empresas. Lo vemos:

  • Nuestra imagen corporativa es lo que hace que el comprador nos distinga rápidamente de la competencia. La mente del comprador asocia colores e imágenes a la marca y/o productos.
  • Un packaging atrayente da mayor valor al producto final, así el cliente también estará dispuesto a pagar más.
  • Un embalaje fácil de usar, reutilizable o reciclable aporta mayor valor al producto. Además, será un compromiso ecológico por parte del vendedor y creará una buena imagen a la empresa. 
  • En este momento en que nos encontramos inmersos, la venta online es clave. En ella se utilizan cajas de cartón y embalajes de protección. Un buen packaging hará que el consumidor se sorprenda al abrir esa primera caja y atribuirá a la empresa el valor de querer que sus productos lleguen óptimas condiciones.
  • Ahora mismo está de moda en redes sociales hacer “unboxing”, que consiste en abrir los paquetes recibidos y mostrar al detalle tanto el contenido como el embalaje, lo que hace que un packaging cuidado nos cree una buena reputación entre los consumidores de estas redes sociales.

Ejemplos

Y. como siempre, pasamos de la teoría a la práctica, que a todos nos gusta ver ejemplos de packaging maravillosos. Ahí van algunos de los ganadores de los Premios Líderpack 2020.

packaging premiado 2020

Y, por hoy, hemos terminado. En IPSOIDEAS podemos ayudarte a crear un packaging para tu empresa que te haga destacar sobre la competencia. Sólo tienes que llamarnos y estaremos encantadas de ayudarte.

¡Hasta la próxima!

Abrir el chat