Calendario Laboral 2021
Calendario laboral 2021
14 diciembre, 2020
Acciones 2021 para nuestra empresa
Acciones 2021 para nuestro negocio
11 enero, 2021
Mostrar todo

Claims navideños

imagen claims navideños

¡Hola, Ipsoiblogueros! Por motivos de trabajo, el otro día me presentaron a varias personas. Uno de ellos dijo: “Hola, soy Edu”, y lo primero que me vino a la mente fue decirle “Feliz Navidad”.  ¿Significa eso que tenemos algunos claims navideños grabados a fuego en el cerebro? Pues sí, amigos, así es.

Características de un buen claim navideño

Las campañas publicitarias de navidad, necesariamente, rompen un poco con el esquema que debe tener un spot publicitario: son más largos, la música suele ser más tipo villancico (ya sea más tranquilo o más alegre), protagonizamos en su mayoría por familias y niños… muchos niños. Prácticamente todos apelan a las emociones.

Los claim no son excepción. Ya hablamos en posts anteriores de lo que es un claim (“Terminología inglesa en publicidad”). A grandes rasgos, un claim navideño efectivo debe ser:

  • Breve y sencillo: Se recordará mejor.
  • Original: Para destacar del resto.
  • Emocional: Apelando a sentimientos o recuerdos.
  • Descriptivo: Si no se relaciona con el producto, se corre el riesgo de que la marca pierda fuerza.

“Vuelve a casa por Navidad”. De los claims navideños por excelencia.

Que levante la mano el que no haya oído esa frase… Ninguna mano lenvatada, lo imaginaba…

Es el que más está en la memoria de todos nosotros. Lleva desde 1980 con el mismo formato y seguimos emocionándonos al verlo.

El claim “Vuelve a casa por Navidad” cumple los requisitos: breve, emocional… Lo remata con “Turrones El Almendro” al final del anuncio, con lo que también es descriptivo. 

Y se repite en cancioncilla, con lo que lo recordamos mejor.

Desde hace 40 año, este 2020 va a ser el primero que no tengamos un vuelve a casa… Debido a la pandemia y las recomendaciones sanitarias de no reunirse esta Navidades, han decidido que este año no ha lugar… Pero, según El Almendro, está aparcado sólo temporalmente. Si todo va bien, al año que viene volveremos a escucharlo.

¿Queréis ver el primero de todos?

“El turrón más caro del mundo”

Otro clásico de las Navidades. El claim completo es “1880. El turrón más caro del mundo”. Breve y sencillo y no le vamos a discutir la originalidad. Convierte lo que consideraríamos un defecto (el precio elevado) en algo que le otorga distinción, exclusividad y calidad. Descriptivo también, nos dicen directamente que es un turrón, no hay lugar a la equivocación.

El que os dejo es de 1992. Espero que no os mareéis entre tanto oro.

“Queremos turrón, turrón, turrón”

Como veis los turrones dan para mucho. Y es que son navideños y han acertado casi siempre en el formato del claim.

¿A que en la cabeza, según lo leemos ya la estamos cantando? Siempre con la muletilla “¡Antiu Xixonaaaaaaa!”.

Es bueno: breve, nos crea necesidad de comerlo, nos describe producto e informa de la marca… Ni un pero que ponerle.

En realidad el claim era “Qué buen turrón”, pero la cancioncilla empieza con “¡Qué gran turrón!” y eso es lo que recordamos

Mirad éste, que es de los primeros.

“El mayor premio es compartirlo”

Dejamos el turrón a un lado. Éste es el de la lotería de Navidad. Nos indica que hablamos de premios y nos conmueve con el sentimiento de solidaridad. También buen claim que nos ha quedado en el recuerdo.

Antes utilizaron “Que la suerte te acompañe”, con el “Calvo de la lotería”, también sencillo y que nos recuerdo a una serie de pelis de la época muy famosas que decía “Que la fuerza te acompañe” ¿Casualidad? (Si queréis ver más anuncios de la Lotería de Navidad, repasad el post “Anuncio de la lotería de Navidad”).

Ahí está el primero en el que salió con “El mayor premio es compartirlo”. Sacad los pañuelos.

“Creo que mi padre es un elfo”. Canciones que se convierten en claims navideños

Pues algunas veces pasa que para una publicidad crean uno como “A todos los que mantienen viva la ilusión”, pero el spot está acompañado de una canción tan pegadiza y original, que el estribillo acaba convirtiéndose en el claim de la campaña. 

Esto ha pasado con este anuncio de El Corte Inglés, que ya dura tres años. ¿Alguien se acuerda de “Mantenemos viva la ilusión”? Pero sí de “Creo que mi padre es un elfo, sí lo es, sí lo es…”

Os dejo el de 2018:

“Hola, soy Edu. ¡Feliz Navidad!”

Y para terminar, y para que el post no se haga muy largo, terminamos como empezamos, con Edu. 

Este es el ejemplo de una campaña exitosa en cuanto a forma, pero fallida en cuanto a contenido. Creo que todos nos acordamos del niño que llamaba por teléfono a todo el que podía y repetía una y otra vez “Hola, soy Edu. ¡Feliz Navidad!”. Ya os digo, que aún hoy, después de tantos años, cuando me dicen hola, soy Edu, no puedo evitar pensar “…Feliz Navidad”.

Pero ¿alguien recuerda qué empresa anunciaba?, ¿qué producto vendía? ¿qué claim real tenía? Pues yo no y he tenido que investigar porque no lograba recordar más que al niño con gafas sentado en el sofá. Os lo digo: era Airtel (hoy Vodafone), promocionando su compañía telefónica con una promoción de llamadas gratis los tres primeros meses si te dabas de alta en Navidad. El claim era “Airtel invita”, que en sí está bien, pero que queda tapado por el propio contenido del anuncio.

Aquí está para que refresquéis memoria.

¿Se os ocurre un buen claim para vuestra empresa? Si no es así, no tenéis más que llamar a IPSOIDEAS y os ayudaremos.

Y acabamos. Por favor, cuidaros mucho estas fiestas, que la cosa está complicadilla. No pasa nada por aplazar los fiestones, que seguro el año que viene estaremos de nuevo en la “vieja” normalidad y podremos desquitarnos. ¡Pasad las mejores Navidades posibles! 

¡Hasta la próxima!

Abrir el chat